Jueves 16 de Agosto de 2018
 

           
Debate por la legalización del aborto: hay fuerte paridad de votos y definen 5 indecisos
Nacionales - Interés General
13/06/2018 20:59:00

La histórica sesión en Diputados por la despenalización del aborto lleva varias horas entre fuertes discursos y algunas chicanas. La votación se mantiene muy reñida y se espera un final abierto. El conteo cambia minuto a minuto y se estima una paridad en el resultado. En tanto, en las calles una multitud dividida realiza una vigilia en la Plaza de los dos Congresos a la espera de una votación que se estima llegará la mañana del jueves.

Durante el debate el conteo fue cambiando constantemente. Según los últimos datos hay 125 en contra y 123 a favor. El número de indecisos se ubica en 5, sin contar a Monzó que deberá votar en caso de empate. Además se contabilizan dos ausentes y una abstención.

Lo cierto el conteo puede variar por las ausencias que puedan registrarse cuando se ponga a votación el proyecto en las primeras horas del jueves, tras un maratónico debate que comenzó este miércoles al mediodía y en el que se estima expondrán más de 150 oradores. Por ejemplo, el misionero Jorge Franco (FpV) era un voto positivo, pero no irá a la sesión.

En tanto que el riojano Luis Beder Herrera cambio su voto de negativo a afirmativo. En tanto que el riojano Danilo Flores, la misionera Verónica Derna y la pampeana Melina Delú, ambos del interbloque Argentina Federal, votarán en contra. Mientras que el radical puntano José Riccardo se abstrendrá.

Entre los indecisos están Facundo Garretón y Héctor Stefani, del PRO; Ariel Rauschenberger y Alejandra Vigo, de Argentina Federal; Gustavo Fernández Patri e Inés Lotto, del FPV; Mirta Pastoriza (Frente Cívico por Santiago); y Gustavo Saadi (Elijo Catamarca).

Garretón se pronunció hoy "en contra del aborto" aunque consideró que "la despenalización puede salvar más vidas", sin definir cuál será su voto. En tanto que el también oficialista Hugo Marcucci, de Santa Fe, se expresó a favor.

A todos ellos habría que sumar a otro oficialista, Emilio Monzó. El Presidente de la Cámara de Diputados no definió públicamente respecto al tema y su voto sólo sería requerido si la votación quedara empatada. Como dato no menor, durante el debate puso sobre su mesa una cruz y una virgen.

En tanto que a favor se sumó el porteño Alejandro García. "Voy a votar el dictamen de mayoría de interrupción voluntaria del embarazo. Valoro que el respeto a la diversidad de opiniones en Cambiemos sea un ejercicio y no un mero eslogan", escribió en Twitter.

Mientras que los massistas José de Mendiguren y Mirtha Tundis se sumaron a los que apoyan el proyecto, más allá de haberse manifestado en contra de la interrupción del embarazo.

Al comenzar la sesión, el diputado oficialista Daniel Lipovetzky, quien presidió el debate en comisión, afirmó que "es un día histórico", ya que "por primera vez se va a tratar un proyecto de despenalización y legalización en este recinto".

"Los cientos de miles de abortos que se hacen en Argentina de forma clandestina son un problema que debemos resolver", dijo el legislador, al tiempo que añadió que "la despenalización mejora la calidad de vida de las mujeres argentinas". "Hoy tenemos la oportunidad de decir nunca más a la muerte por aborto clandestino", cerró Lipovetzky.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Salud, Carmen Polledo, que rechaza la interrupción voluntaria del embarazo, aseguró que "legalizar el aborto no es el único camino a tomar para evitar muertes de las mujeres".

"Disponer de nuestro cuerpo no puede implicar el daño al cuerpo de otros. El niño que crece en el vientre de cada una de nosotras tiene también derecho a expresarse, pero si no le damos vida no puede expresarse", sostuvo.

Además, dijo que la vida comienza con la concepción y que "el embrión no es un órgano de la madre".

El debate en torno al aborto llega al recinto en medio de fuertes cabildeos por parte de la Iglesia y de sectores allegados, como también de agrupaciones que militan en pos de una despenalización, los que se movilizarán frente al Congreso a la espera de la votación en medio de un importante operativo de seguridad.

El proyecto de legalización del aborto que debate en la Cámara de Diputados establece un marco de reglas para la interrupción voluntaria del embarazo y modifica los artículos del Código Penal que prohíben esa práctica. A continuación, los puntos principales del proyecto de legalización del aborto:

• Se garantiza el derecho a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo con el sólo requerimiento de la mujer o persona gestante hasta la semana catorce (14), inclusive, del proceso gestacional.

• Fuera del plazo dispuesto, se podrá acceder cuando el embarazo fuera producto de una violación, con el sólo requerimiento y la declaración jurada de la mujer o persona gestante ante el/la profesional de la salud interviniente; si estuviera en riesgo la vida o la salud de la mujer o persona gestante; o si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto.

• La mujer o persona gestante tiene derecho a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo en el sistema de salud en un plazo máximo de cinco días corridos desde su requerimiento.

• Si se tratara de una adolescente, niña o persona gestante menor de 16 años, el procedimiento se debe realizar con su consentimiento informado y conforme lo dispuesto en el artículo 26 del Código Civil y Comercial, en concordancia con la Convención sobre los Derechos del Niño, la Ley 26.061 y el artículo 7° de su decreto reglamentario 415/06. Debe respetarse el interés superior del/a niño/a o adolescente y su derecho a ser oído.

• Realizada la solicitud, el establecimiento de salud debe garantizar a aquellas mujeres o personas gestantes que lo requieran información adecuada; atención previa y posterior de carácter médica, social y psicológica; y acompañamiento en el cuidado de la salud e información adecuada y confiable sobre los distintos métodos anticonceptivos disponibles, así como la provisión de los métodos anticonceptivos previstos en el Plan Médico Obligatorio (PMO) y en el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable.

• Las autoridades de cada establecimiento de salud deben garantizar la realización del aborto sin ninguna autorización judicial previa y no pueden imponer requisitos de ningún tipo que dificulten el acceso. En el caso excepcional de ser necesaria la derivación a otro establecimiento, la interrupción voluntaria del embarazo debe realizarse en el plazo establecido de cinco días, siendo responsable de la efectiva realización el establecimiento derivante.

• Objeción de conciencia. El/la profesional de la salud que deba intervenir de manera directa en la interrupción voluntaria del embarazo sólo puede eximirse de esta obligación cuando manifestare su objeción previamente, de manera individual y por escrito, y la comunicare a la máxima autoridad del establecimiento de salud al que pertenece. Además, cada establecimiento de salud debe llevar un registro de los profesionales objetores, debiendo informar del mismo a la autoridad de salud de su jurisdicción. Queda prohibida la objeción de conciencia institucional y/o de ideario.

• Todos aquellos agentes y organizaciones que brinden servicios médico-asistenciales a sus afiliadas o beneficiarios independientemente de la figura jurídica que posean, deben incorporar la cobertura integral de la interrupción voluntaria del embarazo en todas las formas que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda y estas prestaciones quedan incluidas en el PMO, como así también las prestaciones de diagnóstico, medicamentos y terapias de apoyo.

• El Estado Nacional, las provincias, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los municipios tienen la responsabilidad de establecer políticas activas para la prevención de embarazos no deseados, y la promoción y el fortalecimiento de la salud sexual y reproductiva de la población.























SOCIALES