Domingo 23 de Junio de 2024
 

           
Sacrificarán 400.000 gallinas en Chubut
Nacionales - Salud
05/04/2023 13:06:00
Ante presuntos casos positivos, una empresa de Gaimán procederá al sacrificio de un plantel de gallinas ponedoras. El procedimiento será coordinado por el Senasa, con el apoyo de autoridades provinciales y locales.

El ministro de la Producción de Chubut, Leandro Cavaco, anunció este martes que "se dispuso el sacrificio de todo el plantel de una avícola de Gaiman, estimada en aproximadamente 400.000 gallinas ponedoras", ante la confirmación de un brote de gripe aviar.

El funcionario valoró el compromiso del grupo empresario que "ante la aparición de presuntos casos dio aviso a Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) y al confirmarse no hay otra alternativa que el vacío sanitario".

La planta afectada es la avícola Carpat S.A., principal productora en el valle del río Chubut ubicada en Gaiman, a 40 kilómetros al oeste de esta capital, que trabaja con un conocido supermercado y abastece a comercios de toda la Patagonia.

El intendente de Gaiman, Darío James, indicó que "es una noticia muy triste por lo que significa para el productor que se queda sin el plantel completo de animales y esto repercute directamente en todo el personal".

En la planta trabajan de manera directa 35 empleados más 15 indirectos entre transportistas y abastecedores de alimento balanceado.

Tras el aniquilamiento se eliminarán los cuerpos para evitar la propagación y sellar el foco con un anillo sanitario estricto.

El gobierno del Chubut informó mediante un comunicado que "las medidas sanitarias implican el sacrificio sanitario de las aves que aún no hayan muerto por la enfermedad, para lo cual los agentes que intervienen lo hacen con los cuidados pertinentes".

"Siguiendo con el protocolo establecido por las normativas nacionales e internacionales se activaron las tareas destinadas a la contención de la zona del predio, al vacío sanitario y el posterior enterramiento de la totalidad de las aves en una fosa de 4 metros de profundidad, con una capa de tierra de al menos 1,5 metros, para evitar que otros animales silvestres puedan desenterrarlas", detalló el parte oficial.

El procedimiento, coordinado por el Senasa y con el apoyo de las autoridades provinciales y locales, se realiza bajo las estrictas medidas de bioseguridad.

SOCIALES